Capítulo 1. ♥ La chica Rubia tras la barra del bar.

Pasado.
Ella servía cafés continuamente. Un capuccino, un manchado, un nesspreso o como a Ella le gustaba llamar: 'Un George Clooney'.
Era imposible evitar mirarla. Era imposible, más bien, evitar las miradas lascivas que los hombres la lanzaban; todos y cada uno de ellos deseosos por rozar su piel o sus dulces labios siempre pintados de rosa.
Aquella tarde, lucía una gran sonrisa. Nadie sabía por qué. Todo el mundo la miraba y pensaba en si Ella sería una farsa. En si sus sonrisas eran ciertas o en si solo trataba de hacer feliz a otros con tal de olvidar su propia tristeza. Jamás nadie le preguntó, ya que nadie sabía como llamarla. Levantaban sus manos esperando ser atendidos y cuando iban a preguntarle algo, fuese lo que fuese, lo único que obtenían era su pelo rubio masajeándole la espalda cada vez que Ella daba un paso.
Pero, aquella misma tarde, un hombre se sentó frente a la barra del bar, encendió un cigarrillo y esperó ser atendido. Sin que se notara demasiado y sin parecer un joven desesperado, se armó de valor y habló con Ella como si fuesen grandes amigos.
- Un tímido, por favor -comenzó él.
- ¿Perdona? -le miró, perdida.
- Jaja -rió-. Un cortado, quiero decir.
Ella ignoró el intento del desconocido por llamar su atención. Sentía que la miraba sin necesidad de verlo. Nerviosismo y un vaso de cristal en el suelo. 
- Perdona, no suelen ocurrirme este tipo de cosas -se disculpó.
- Será que te incomodo -susurró el desconocido y Ella le lanzó una mirada cortante. Ambos se ignoraron pero el desconocido contraatacó. 
- ¿Qué te parece si en vez de tomarme este café, te vienes conmigo y nos tomamos uno? Invito yo.
- Salgo tarde.
- Esperaré.
- He quedado.
- No te librarás de mí tan fácilmente.
- ¿Qué quieres? ¿Otro café?
- No.
- Y...
- Tu nombre.
- Danna -hubo un silencio incómodo.
- Danna, ¿eh? Yo soy Henry. Encantado de conocerte, Danna. 
Hasta ahora 'Danna' no se había fijado en 'Henry'. Empezó a observarle detenidamente, leyendo su rostro con la mirada, intentando averiguar qué había tras el joven de aspecto duro que se sentaba frente a ella y la miraba de arriba a abajo. No se había fijado en su barba incipiente hasta ahora, en la manera que tenía de absorber el humo de su cigarro, la manera en la que lo saboreaba como si fuese a comérselo de un momento a otro. No pudo evitar mirarle a los ojos y quedarse hipnotizada por ellos. Simples y marrones, pero puros y sinceros. Y después acudió a su cabello, rizado, despeinado y moreno. Le miró los labios, delgados, atrayentes, sexys. 
'Danna' sintió un hormigueo en el estomago y volvió al trabajo. Le preparó un nuevo café a 'Henry'. Se avecinaban verdades explosivas: Morgan, su compañera de trabajo. 
- Holly, prepara un nesspreso. Lo necesito ya -gritó Morgan a lo lejos.
'Henry' miró a 'Danna_Holly' y sonrió después.
- No te preocupes, ya sabía que Danna no era tu nombre. El mío tampoco es Henry, solo quería seguirte el juego. Ethan.
- Holly -ambos rieron-. Un café después no estaría mal, la verdad.


2 comentarios:

Destiny Administration

jo... ¿y me dijiste que no me llegabas ni a la suela de los zapatos? ¿hola? escribes demasiado bien ¬¬ xD y además coloreando las palabras consigues que la gente (o al menos a mí si que me lo produce) pueda sentir los colores de cada cosa...
me encanta enserio voy a leer el segundo

P.D: buena, buenísima descripción e.e

xDestinyadministrationx

Bruma Negra

Buff... me encanta que la gente escriba comentarios en el blog, pero comentarios como este le suben la autoestima a cualquiera.
Muchas gracias, de verdad :O
Yo seguiré pasandome por 'Memorias de un Futuro Perfecto' porque desde el primer día, me ha enamorado ;)
Besazos !

Publicar un comentario